Creyendo en la suerte

Creyendo en la suerte

Cuando se trata de juegos de azar, los jugadores tienen una tendencia a la superstición. A decir verdad, sería difícil encontrar un jugador que no crea en la suerte. La creencia en la suerte es verdaderamente la fuerza motriz cuando se trata de juegos de azar. Mientras que los jugadores a menudo pierden, a veces grandes, todavía pondrán su fe en la suerte y volverán a las mesas una y otra vez para hacer sus apuestas.

Con el Blackjack, muchos jugadores sienten que sentarse en la primera posición a la izquierda del crupier es mala suerte. Si bien los principiantes pueden no entender que se considera mala suerte ser los primeros en obtener cartas, esta superstición tiene cierto fundamento en la verdad.

Los jugadores que cuentan cartas hacen sus cálculos de acuerdo con las cartas que previamente pasaron de la baraja. Si te sientas a la derecha del dealer, verás más cartas que salen de la baraja antes de realizar tu apuesta y, por lo tanto, tomarás una mejor decisión que si estuvieras en una posición inferior. No hace falta decir que, si no cuenta las cartas, su posición realmente no importa.

Para el Baccarat, los jugadores obtienen hojas que pueden usar para registrar cuántas veces gana el banquero o el jugador. Algunos jugadores piensan que si son capaces de detectar “vetas calientes”, pueden tomar decisiones más inteligentes.

Irónicamente, algunos jugadores piensan que una desviación hacia un lado indica mejor suerte y continuará apostando en ese lado. Algunos creen que sus probabilidades mejoran si “se oponen a la tendencia” o apuestan en oposición a lo que ha ocurrido anteriormente. Nada de lo anterior tiene nada que ver con la estrategia básica de Baccarat.

Muchas veces, los jugadores piensan que la suerte simplemente está determinada por las cartas, de modo que cuando las cartas cambian, también cambia la suerte. La verdad del asunto es que las tarjetas son simplemente un dispositivo de aleatorización.

admin