Juguemos Blackjack

Juguemos Blackjack

El blackjack se juega con una baraja estándar de 52 cartas y es un juego muy simple que requiere cierta habilidad basada en cierta cantidad de suerte. La parte de la suerte tiene que ver con las cartas que te reparten y la habilidad tiene que ver con aprender algunas estrategias básicas, principalmente sabiendo cuándo pedir, plantarse, dividir o doblar. El objetivo no es vencer a los otros jugadores en la mesa, ya sea en la mesa del casino o en la mesa de la cocina, el objetivo es vencer a la mano del crupier.

El crupier comienza barajando las cartas. Algunos casinos juegan con hasta seis barajas, pero en casa una baraja funcionará bien. El crupier repartirá las cartas a cada jugador y a sí mismo. El crupier debe estar parado o sentado frente a los otros jugadores y siempre comienza el trato con la persona a su izquierda. La carta de mano es la carta boca abajo del crupier. En el primer reparto, cada jugador recibe dos cartas, boca abajo. El crupier se reparte una carta boca abajo de la carta oculta y la otra boca arriba.

Básicamente, cada jugador juega un juego separado basado en las cartas que se le reparten y en relación con lo que el jugador cree que tiene el crupier. El crupier comienza con el primer jugador a su izquierda. Ese jugador mira sus cartas y determina si puede tomar otra carta sin pasar de 21. Es importante echar un buen vistazo a la carta boca arriba del crupier porque eso podría determinar qué estrategia decide utilizar para jugar la suya. mano. Técnicamente, conseguir 21 puntos con más de dos cartas no se considera blackjack, pero aún puede ganar de esta manera. Si totaliza 21 antes que el crupier o cualquier otro jugador, gana el bote.

Cuando se repartan sus cartas, súmelas y averigüe si quiere quedarse con lo que tiene o tomar otra carta. En los juegos en casa, le dirás al crupier, pégame o quédate, mientras que en el casino usarás movimientos de mano para decirle al crupier lo que quieres hacer. Hay muchas estrategias para plantarse o pedir, pero básicamente, solo tienes que calcular tus probabilidades. Si sus cartas suman nueve, es muy probable que pueda tomar otra carta sin pasar de 21. Si sus cartas suman 18, sus posibilidades de pasar de 21 son mucho mayores y probablemente querrá quedarse.

admin